Bolas de pelo en perros

Bolas de pelo en perros

¿Cómo son las bolas de pelo de los perros?

Si pensabas que los gatos eran las únicas mascotas que tenían bolas de pelo, ¡piénsalo otra vez! Resulta que nuestros perros también pueden tener bolas de pelo. Por desgracia, las bolas de pelo de los perros pueden ser potencialmente peligrosas, igual que las de los gatos. Pero, ¿por qué se les forman bolas de pelo a los perros y cómo pueden prevenirlas los dueños?

Los gatos se hacen bolas de pelo al acicalarse. La mayoría de los gatos se lamen el pelo para limpiarse, y este lamido incesante hace que a menudo se traguen el pelo. A veces, el pelo se forma una bola y el gato la vuelve a vomitar. Los gatos de pelo largo son especialmente propensos a las bolas de pelo.

Para los perros que se acicalan de vez en cuando, la formación de bolas de pelo puede ser peligrosa. Si la bola de pelo es demasiado grande para vomitarla. En casos extremos, puede ser necesaria la cirugía. Las bolas de pelo también pueden provocar deshidratación, ya que hacen que su perro no pueda absorber líquidos adecuadamente.

Si su perro sufre una obstrucción causada por una bola de pelo, será necesario extraerla. El veterinario puede proceder de varias maneras. La cirugía es el tratamiento más habitual, pero el veterinario puede optar por una endoscopia.3 Una vez extraída la bola de pelo y recuperado el perro, es probable que el veterinario le recete una dieta especial y suplementos. Estos procedimientos pueden acumularse rápidamente, por lo que es importante asegurarse de estar preparado. Una forma de hacerlo es contratar un seguro para perros.

¿Cómo son las bolas de pelo de los perros?

Si pensabas que los gatos eran las únicas mascotas que tenían bolas de pelo, ¡piénsalo otra vez! Resulta que nuestros perros también pueden tener bolas de pelo. Por desgracia, las bolas de pelo de los perros pueden ser potencialmente peligrosas, igual que las de los gatos. Pero, ¿por qué se les forman bolas de pelo a los perros y cómo pueden prevenirlas los dueños?

  Vitaminas para el pelo del perro

Los gatos se hacen bolas de pelo al acicalarse. La mayoría de los gatos se lamen el pelo para limpiarse, y este lamido incesante hace que a menudo se traguen el pelo. A veces, el pelo se forma una bola y el gato la vuelve a vomitar. Los gatos de pelo largo son especialmente propensos a las bolas de pelo.

Para los perros que se acicalan de vez en cuando, la formación de bolas de pelo puede ser peligrosa. Si la bola de pelo es demasiado grande para vomitarla. En casos extremos, puede ser necesaria la cirugía. Las bolas de pelo también pueden provocar deshidratación, ya que hacen que su perro no pueda absorber líquidos adecuadamente.

Si su perro sufre una obstrucción causada por una bola de pelo, será necesario extraerla. El veterinario puede proceder de varias maneras. La cirugía es el tratamiento más habitual, pero el veterinario puede optar por una endoscopia.3 Una vez extraída la bola de pelo y recuperado el perro, es probable que el veterinario le recete una dieta especial y suplementos. Estos procedimientos pueden acumularse rápidamente, por lo que es importante asegurarse de estar preparado. Una forma de hacerlo es contratar un seguro para perros.

¿Cómo son las bolas de pelo de los perros?

Si pensabas que los gatos eran las únicas mascotas que tenían bolas de pelo, ¡piénsalo otra vez! Resulta que nuestros perros también pueden tener bolas de pelo. Por desgracia, las bolas de pelo de los perros pueden ser potencialmente peligrosas, igual que las de los gatos. Pero, ¿por qué se les forman bolas de pelo a los perros y cómo pueden prevenirlas los dueños?

Los gatos se hacen bolas de pelo al acicalarse. La mayoría de los gatos se lamen el pelo para limpiarse, y este lamido incesante hace que a menudo se traguen el pelo. A veces, el pelo se forma una bola y el gato la vuelve a vomitar. Los gatos de pelo largo son especialmente propensos a las bolas de pelo.

  Suplementos para el pelo del perro

Para los perros que se acicalan de vez en cuando, la formación de bolas de pelo puede ser peligrosa. Si la bola de pelo es demasiado grande para vomitarla. En casos extremos, puede ser necesaria la cirugía. Las bolas de pelo también pueden provocar deshidratación, ya que hacen que su perro no pueda absorber líquidos adecuadamente.

Si su perro sufre una obstrucción causada por una bola de pelo, será necesario extraerla. El veterinario puede proceder de varias maneras. La cirugía es el tratamiento más habitual, pero el veterinario puede optar por una endoscopia.3 Una vez extraída la bola de pelo y recuperado el perro, es probable que el veterinario le recete una dieta especial y suplementos. Estos procedimientos pueden acumularse rápidamente, por lo que es importante asegurarse de estar preparado. Una forma de hacerlo es contratar un seguro para perros.

Sonido de bola de pelo de perro

GroomingBolas de pelo 101Dra. Joyce A. LoginShareSi tiene un gato, lo más probable es que su gato haya expulsado una o dos bolas de pelo (vale, probablemente muchas más de dos). Pero, ¿qué son exactamente estas asquerosas bolas de pelo y por qué las tienen los gatos?

Las bolas de pelo (o tricobezoares, como se conocen científicamente) son una mezcla de pelo, saliva y jugos digestivos. La lengua de su gato, parecida al papel de lija, atrapa la suciedad y el pelo mientras se acicala, y a menudo se traga esa suciedad y ese pelo. La suciedad y el pelo no proceden sólo de su acicalamiento, sino también de otros gatos o perros de la casa, de las personas e incluso de las alfombras. Una vez que el gato ingiere el pelo, éste suele pasar por el estómago y los intestinos para ser expulsado en el arenero.

  Tijera corte pelo perro

Las bolas de pelo se forman cuando hay demasiado pelo o si hay algún problema para que el pelo se desplace por el intestino (por problemas de motilidad o de otro tipo). Las bolas de pelo actúan como un atasco en una tubería, que puede causar grandes problemas si no se desaloja. Por eso su gato las vomita.

En resumen, sí, los gatos se acicalan e ingieren pelo en el proceso. Pero hay algunas cosas que hay que vigilar, como la frecuencia con la que tu gato vomita bolas de pelo. Si produce más bolas de pelo de lo habitual, póngase en contacto con su veterinario. Aunque puede que sólo sea cuestión de cepillar más a su gato o de darle una dieta que favorezca la expulsión de más pelo, las bolas de pelo pueden ser un signo de problemas más graves, como la enfermedad inflamatoria intestinal. Su veterinario puede determinar la causa (puede haber alergias subyacentes, ya sea a algo de su entorno y/o a su comida) y ayudarle a reducir el número de bolas de pelo que expulsa su gato.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad